Fecha

sábado, 5 de mayo de 2012

Rio Borosa

Reza el dicho "El que pregunta pierde", y en esta ocasión dió en el clavo, me echó a perder el final de la aventura, bueno, eso y algún problemilla físico, pero luego os comento.
El sendero se encuentra jalonado de fuentes, desde el inicio
Tocaba el río Borosa, ésta ruta la hice en mayo de 1999 por primera vez con mis hijos, por entonces eran pequeños y hoy me he dado cuenta de la resistencia que tenían, pues en aquella ocasión rebasamos la central hidroeléctrica, más de 18 kms. ida y vuelta, el caso es que me quedé con las ganas de llegar a las lagunas y parece ser que tendré que esperar otra oportunidad, creo que echaré de nuevo mano del refranero "a la tercera será la vencida".
Charco  la Gracea, el Borosa recibe el aporte del arroyo de las Truchas
Empezamos la jornada con un madrugón, el día luce radiante, después de casi dos horas llegamos a las 9'30 horas a la piscifactoría, un café con galletas para coger algo de fuerza y antes de las diez nos ponemos en marcha, cogemos el carril -en buen estado- y después de pasar la primera fuente llegamos al charco de la Gracea, desembocadura del arroyo de las Truchas en el Borosa, estas corrientes fluviales se alimentan de manantiales por eso su caudal fluctúa muy poco, (sólo después del estiaje veraniego se resiente de forma notable) a continuación llegamos al puente de los Caracolillos y a la izquierda de este en el sentido ascendente podemos observar un pliegue anticlinal en el terreno. 

Puente de los Caracolillos
Seguimos avanzando y un par de kilómetros más adelante llegamos a la Cerrada de Elías indicada en un panel de madera, cogemos el sendero que parte a la derecha del carril por el que transitamos y nos introducimos en ella.
Cerrada de Elías
La Cerrada es un tramo de un kilómetro y medio aprox. donde el río se encajona entre paredes, en algún momento verticales, hay un tramo del sendero que discurre por una pasarela volada sobre el cauce del río, cuando salimos de la Cerrada volvemos a retomar el carril y ya no lo abandonaremos hasta la central.

Cerrada del Puente de Piedra
Hasta aquí hemos ido intercambiando de margen por el río de izquierda a derecha y viceversa unas seis ó siete veces, merced a los puentes y pasarelas habilitadas al efecto.
Numerosos puentes y pasarelas nos permite cambian de margen       


El Borosa, Cerrada del Puente de Piedra
Continuamos la marcha, el terreno comienza a elevarse un poco, son solo un par de repechos para llegar a  la Cerrada del Puente de Piedra, el carril gana altura con respecto al río y vemos éste unos 40 ó 50 metros por debajo de nuestro nivel, las aguas rugen vigorosamente atravesando el lecho pétreo, se avistan ejemplares de lo que es un bosque de galería, chopos y fresnos mayormente, divisamos algún ejemplar de álamo blanco en el fondo (no es probable que un abedul se de en estas latitudes, ó sí?), un kilómetro más adelante llegamos a Huelga Nidillo, es un pequeño prado donde el camino se suaviza e invita a relajarse en la verde hierba, aprovecho para echar un vistazo al mapa cartográfico, ya divisamos desde aquí  la canalización de metal que baja hasta la central, después de andar unos cientos de metros volvemos a cruzar el río a la margen izquierda, llegando a la central hidroeléctrica.
Prado a la altura de Huelga Nidillo
Esta central aprovecha las aguas del río Borosa que le entran a través de una canalización que desciende vertiginosamente desde el Picón de Haza, moviendo sus turbinas que producirán energía eléctrica, devolviendo el agua a su lugar de origen, una vez cumplido su cometido.
Salida de agua de la central, ya ha hecho su trabajo
En este punto encontramos varias señales, una nos indica "Fin de sendero", y otras dos nos indican 3 kms. al embalse de los Órganos y 4 kms. a la laguna de Valdeazores, comentar que aquí termina el carril y pasa a convertirse en un sendero, el terreno comienza a ganar altura de forma abrupta e inexorable hasta el inicio del primer túnel, durante este tramo divisaremos numerosos 
Último desnivel para llegar al primer túnel, abajo el salto de los Órganos
saltos de agua que finalizarán con el salto de los Órganos -el más grande entre ellos-,  aquí nos topamos con una pared vertical que tendremos que salvar a través del túnel, al que llegaremos tras subir el último repecho  con algo de esfuerzo debido a su desnivel y por la piedra caliza suelta.
Salto de agua
Por fin llegamos al túnel, practicado por el hombre en una pared vertical para conducir el agua del embalse hasta la central, tiene unos 200 metros aprox. de longitud (es necesario el uso de una linterna, aunque tiene practicadas varias ventanas para iluminarlo), desde aquí el sendero se suaviza en una pendiente casi  imperceptible. 
Entrada del primer túnel
Una vez que salimos del primer túnel recorremos unos 600 metros aproximadamente hasta el túnel pequeño que tiene unos 70 u 80 metros de longitud,  este carece de iluminación natural, entramos y después de llevar 20 metros dimos la vuelta, el piso era completamente un charco y si querías evitarlo tenias que hacer equilibrios sobre la acequia que se encuentra sobre el nivel del piso, esto y algún problemilla físico nos hace abandonar, más que nada pensando en que nos queda una hora de camino tal como nos dijo un "explorador" en el interior del primer túnel, nos comemos el bocata y vuelta para abajo.
Pared por donde discurre el primer túnel (observar las ventanas en la pared)
Y ahora llega la explicación del  porqué decía que "el que pregunta pierde" al inicio de la entrada.
Resulta que en el túnel grande nos cruzamos con varias personas, le pregunto a uno de ellos -al "explorador", muy bien equipado por cierto- por las lagunas, después de darnos explicaciones de como transitar ambos túneles, nos comenta que para la primera nos queda hora u hora y media y para la segunda unas dos horas, todo ello echando mano de un pepino de GPS, supongo que no llevaría reloj porque, que percepción horaria tan nefasta.
Picón del Haza a la derecha

Yo suelo planificar las rutas documentándome, consultando mapas y revisándolas a través de Google Maps y sobre todo del visor del Instituto Geográfico Nacional , (llevaba un mapa de la zona, de editorial Alpina a escala 1:40.000), no soy un experto, pero tengo buen sentido de la orientación, entiendo  de cartografía, lectura de mapas, curvas de nivel etc., hasta ahora no me he perdido en ninguna de mis rutas,  el caso es que confié en este "explorador" y esa fue mi perdición, aún intuyendo que estaba muy cerca pues yo había calculado unos 2 kms. recorridos desde la central, y como luego pude comprobar en casa.  
Desde que salimos del primer túnel hasta el segundo tardamos unos 5 minutos, entre cruzar el segundo y los 150 metros que quedaban hasta la primera laguna otros cinco minutos, total hubiéramos tardado 10 ó 15 minutos, de ahí hasta hora u hora y media......, la verdad es que fallé por fiarme,  esto me sirve de lección.
Total 23 kms. y sin ver las lagunas, otra vez será.


Croquis






2 comentarios:

  1. Me encanta esta ruta. Y con tu permiso me la copio.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitar mi blog Fco. Javier. A mi también me encanta el río Borosa, de hecho lo he visitado unas cuantas veces.
      Si quieres ver mi última ruta por este río con un reportaje fotográfico mas completo puedes hacerlo en este enlace.
      http://elbarrigueta.blogspot.com.es/2016/04/banderillas-i.html

      Eliminar

Deja tu comentario aquí.