Fecha

lunes, 27 de octubre de 2014

El Centenillo (circular)

El Centenillo desde el cerro del Águila

Hay rutas de las que solo te quedan en la memoria alguna imagen y el recuerdo de alguna anécdota, en otras ni tan siquiera eso, una imagen difuminada de que la hiciste pero sin datos concretos en la memoria. 
Esta de hoy ha dejado impronta, y el porqué se debe a la inestimable colaboración de Mariano Andújar (elcochedesanfernando). Si yo soy un ilustrador gráfico, él demostró ser un ilustrador de historias. Nos encandiló con toda suerte de historias del Centenillo y las vicisitudes de sus pobladores, también de la mina y su funcionamiento, así como de la geografía local y de la protohistoria de estos contornos, comenzando por la época romana, si, habéis leído bien, los romanos anduvieron por aquí en busca de plata.
Villa Paz
Inicio
Aquí giramos a la derecha
Acabamos de dejar la ctra.
La ruta constó de dos etapas, la primera hasta la hora de comer constó de algo mas de 14 kilómetros, y la segunda, después del almuerzo, rozó los 4 kms..
Cada cierto tiempo Mariano nos arrejuntaba y nos ilustraba con algunas pinceladas de la geografía, historia o aspecto relacionado con la minería.
Giro a la derecha
Dejamos la carretera
En los almacenes
Partimos desde Villa Paz (la casa del cura), a la entrada del Centenillo. Por la carretera, en dirección a  La Carolina  transitamos doscientos metros, giramos a la derecha para internarnos en la población, nos dirigimos a la plaza de la Iglesia, en la esquina donde estuvo la farmacia giramos a la izquierda en busca del antiguo hospital, al llegar a este, giro a la derecha para una vez pasado el antiguo cuartel de la Guardia Civil llegar a una bifurcación, cogemos el carril superior que nos llevará en una ligera subida hasta la era que se encuentra en la cima del Cerro Lorente.
Camino a plaza la Iglesia
En plaza la Iglesia
Cuartel Guardia Civil
Cerro Lorente (Helipuerto)
El Cerro Lorente (873 m.s.n.m.) es la máxima altitud de la ruta. La antigua era reconvertida en helipuerto, sirve como escenario para la primera clase de historia sobre la población, perdón segunda, la primera la impartió junto a los antiguos almacenes.
Nos habla sobre la fundación de la empresa inglesa que explotó las minas -CENTENILLO SILVER LEAD MINES COMPANY LIMITED-, y de su propietario Don Arturo (Mr. Arthur), así como de la construcción a la manera inglesa de El Centenillo, por lo que aún conserva en algunas zonas ese aspecto original. 
Charla en Cerro Lorente
Tres Hermanas
Las Huertas
Arroyo de Valbueno
Desde el Cerro Lorente, nos dirigimos dirección NO. por un empinado cortafuegos, descendemos hasta la zona conocida como las Huertas Nuevas. 
En la bajada contemplamos las famosas Tres Hermanas, tres riscos imponentes en la finca Nava el Sach.
Nos explica Mariano la recuperación de esta zona, lodos altamamente tóxicos debidos a la manipulación química del mineral para extraerle el mayor rendimiento. Reforestación complicada la de estos suelos.
Arroyo de Valbueno
Finca Ministivel
Giro izda. puerta Iniestares
Volvemos a girar a la izquierda
En este punto giramos a la izquierda dirección S.-SO., para caminar junto a la alambrada de la finca Ministivel e inicio del arroyo Valbueno, el cual abandonaremos 1'5 kms. mas adelante, a la altura de una puerta de entrada a la finca Iniestares
Mojón o hito del antiguo camino de Baños
En el camino encontramos unos mojones de mampostería del antiguo Camino de Baños (público) que evidentemente usurparon fincas privadas, como otros tantos kilómetros de vías pecuarias y caminos de servidumbre o de herradura. Y luego dicen que los comunistas expropian, jeje.
Último giro a la izqda. antes de llegar a la carretera de La Carolina
Repecho hasta la ctra. de La Carolina
Llegados a la puerta de la finca de Iniestares, giramos a la izquierda, y un par de cientos de metros después volvemos a girar a la izquierda y comenzamos un repecho por un cortafuegos que nos conducirá hasta la carretera La Carolina-El Centenillo.

Un posado
Bocata
Giro en el chalet de Tolo
Abandonamos ctra.
Junto a la carretera de La Carolina paramos a comer un bocata rápido, pues queda un tirón todavía.
Nos encaminamos por la ctra. en dirección al Centenillo y, al llegar a las inmediaciones del Chalet de Tolo (por Tolo Plaza, su propietario), abandonamos la ctra. y giramos a la derecha, cruzamos por la puerta de alambre y nos encaminamos por el barranco de Ministivel hacia el pozo San Guillermo.
Pozo La Botella
Explotación romana
Vestigio explotación romana
Pozo La Botella
Las chicas de delante del grupo, se cuelan el cruce y pasamos de largo del pozo San Guillermo. 300 metros y llegamos al pozo La Botella, pero antes observamos una grieta a modo de falla en el terreno por encima del pozo, y llega otra explicación.
Esta grieta no es sino vestigio de la explotación minera de la época romana, la grieta tiene una dirección SO/NE, y pasa por el Cerrillo del Plomo, nos cuenta Mariano, así como el funcionamiento por máquina de vapor de la cabria del pozo...y algunos aspectos técnicos relacionados con la minería.
Cruce pozo El Macho
Cruce pozo El Macho
Pozo El Macho
Pozo El Macho
Continuamos, en el próximo cruce giramos a la izquierda -luego volveremos a él- para visitar el pozo El Macho. Aunque normalmente los pozos los bautizaba la empresa, en este caso el nombre fue puesto por los propios mineros.
Un numeroso grupo de buitres leonados (Gyps fulvus) nos acompañan con un vuelo "casi rasante". Después de comentar algunos datos mas al respecto de la minería en época romana, volvemos al anterior cruce.
Barranco de Elises
Buitres Leonados
Cruce izda, carril Bomba
Cruce anterior
Frente a nosotros se presenta toda la loma del Cantosal, dehesa del Manto, el barranco de Elises culminado por la redonda figura del cerro que da nombre a la dehesa, Cerro del Manto -de algo mas de 900 metros-, el río Los Curas está a un paso, aunque con caudal de arroyo.
Conectamos con el carril que viene desde el puente Los Curas. Giramos a la izquierda en busca de la Bomba del Centenillo. Este tramo discurre casi a nivel, ganamos la altura que marca el río.

Paraje de la Bomba
Cruce  Bomba (dcha. El Centenillo)
Estación Elevadora de Aguas
El grupo en la Bomba
Tras dos kilómetros desde el cruce anterior llegamos a otro cruce -el que sube o baja desde El Centenillo- otros 500 metros y llegamos a la Bomba. El río baja obviamente escasísimo de agua (que otoño mas ruinoso), nos hacemos unas fotos y volvemos hasta el anterior cruce, giramos a la derecha y comenzamos la subida hacia el Cerrillo del Plomo.
En la Bomba
Giramos a la derecha
Hacia el socavón de Pelaguindas
Cerrillo del Plomo
Llegamos al Cerrillo del Plomo, donde recibimos unas explicaciones históricas de la época romana y de como se encontró en este paraje varios Tornillos de Arquímedes, que perecieron en el incendio de los almacenes.
El grupo se divide en dos, unos subirán por el carril, mas recorrido pero mas suave, otro grupo cogemos la vía romana que sube por el barranco de la Higuera, mas corto y algo mas empinado en el  último tramo junto a la barreram, pero mas corto.
Cerrillo del Plomo
Barranco de la Higuera
Cruce cerrillo-barranco
Vía romana
Subimos por el barranco de la Higuera, por lo que en su día fue una vía romana, de cuantas historias personales habrá sido testigo. El último trecho es un empinado cortafuegos que llega hasta la barrera de hierro, donde han habilitado una puerta.
En mi entrada de noviembre del año pasado criticaba la dificultad que entrañaba para algunas personas el saltar dicha barrera para realizar el sendero del Cerrillo del Plomo, ¿lo habrán leído los poderes fácticos?
Vía romana
Cortafuegos, último tramo
Barrera
Cerro Montón de Trigo
Pasamos junto a los Pabellones de Solteros -poco hay que aclarar al respecto-, último vistazo a la cuerda del Puntal y al barranco de la Higuera, unos doscientos metros después llegamos a la carretera de La Carolina y que es el punto de partida y regreso de esta primera etapa y de la siguiente, una vez hayamos almorzado.
Hemos recorrido algo mas de 14 kilómetros.
Barranco de la Higuera
Pabellones de Solteros
En el punto de inicio
Pabellones de Solteros 2ª etapa
La segunda etapa, es un paseo por un sendero habilitado para el disfrute de los vecinos y visitantes del Centenillo. Tiene muy poco desnivel positivo y negativo, lo que si tiene es unas vistas increibles.
Es una circular al cerro del Águila, conocida como el sendero del Pozo Nuevo. En este pozo existe un mirador con las vistas mas increibles de toda la ruta, en la que se contempla además de la cuerda de La Estrella (1298 m.s.n.m.) -top de Sierra Morena andaluza- hasta el Puntal, el valle del río Los Curas, y toda la cuerda o loma del Cantosal, por la que asoma tímidamente la Peña Barbuda, una mole de piedra que rebasa por poquito los 1000 metros.
Peña Barbuda sobresaliendo
Mirador Pozo Nuevo
El Puntal y Cerro Madroñero
Puerta a cortafuegos
Seguimos rodeando el cerro del Águila en dirección al Peñón del Toro, subimos una pequeña cuesta y unos minutos después llegamos a una puerta metálica que da acceso al cortafuegos.
Descendemos el cortafuegos y pasamos por el Pozo El Águila, Pozo Santo Tomás y por último al Pozo El Mirador
Estos tres últimos pozos junto con Pozo Nuevo, forman parte de lo que es llamado el Filón Norte, y que alinea dichos pozos sobre dicho filón.
Ya va acabando el recorrido, pero antes pasamos por el campo de fútbol, por supuesto que todo pueblo que se precie en España tiene su campo de fútbol, pero este no es un campo de fútbol cualquiera, este es uno de los primeros campos de fútbol que  crearon en este país los ingleses, y como dijo Mariano, lo mismo aparece algún documento en el que se nos de una sorpresa... quién sabe.

CROQUIS:


TRACK GPS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.