Fecha

miércoles, 4 de marzo de 2015

Guazalamanco (Sierra del Pozo)


Barranco del Sabinar. Picón de Hernández a la izda., Jabalcón rodeado de brumas

Sierra del Pozo, englobada dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, es quizá la sierra menos conocida de las que forman este conglomerado, sin embargo, es una preciosa sierra con todos los encantos que tienen las sierras que dan nombre al parque natural.
Desde Pozo Alcón, nos dirigimos por la carretera A-326 sentido Castril, nada mas pasar el camping, La Bolera, (350 mts. después) giramos a la izquierda hacia la Casa del Hornico (Aula de la Naturaleza), donde da comienzo la ruta.
Casa Forestal El Hornico
Inicio sendero
Puente del Sabinar
Puente del Sabinar
Desde El Hornico, junto al panel descriptivo del sendero parte el sendero (un camino de herradura) que, zigzagueando nos llevas hasta el collado de La Cigarra, y luego, tras un leve descenso, nos deja en el Puente del Sabinar (km. 1), en el barranco homónimo, por donde discurre el arroyo de la Venta.
Giramos a la izquierda para comenzar el ascenso al collado de los Helechos en paralelo al arroyo.
Subimos por carril, entre un pinar inmenso de pinos salgareños en su mayoría (Pinus nigra). Escuchamos el rumor del arroyo de la Venta, 1'2 kms después del Puente del Sabinar, llegamos a una bifurcación, donde el cartel anuncia fin de sendero. Cogemos el de la derecha, en este punto el camino se estrecha y caminamos por un camino de herradura hasta el collado.
Bifurcación (derecha)
Cerro Cabañas
Picón de Hernández
Jabalcón
Divisamos el cerro Cabañas, que no lo perderemos de vista en casi, todo lo que queda de ruta -con sus 2.026 mts., no es para menos. En sentido contrario, Sierra Nevada, un lujo. Unos minutos después paramos a desayunar, contemplando el Cabañas, sabe mejor el bocata.
Pegamos otro arreón, pasamos por debajo del imponente Picón de Hernández (1.494 mts.), existen un par de repechos que quitan el aliento y, 4'5 kms. desde que iniciamos la ruta, llegamos al Collado de los Helechos (1.422 mts.) cota máxima de la ruta. 
Sierra Nevada a un lado
Pico Cabañas hacia el otro
Vistas desde  Collado de los Helechos
Buitre, al fondo
Hago un inciso para comentar la plaga de Procesionarias que hay este año y, en concreto en esta ruta las hay a montones, jamás he visto cosa igual, hubimos de lavarnos pies y brazos en el arroyo de Guazalamanco debido a los picores.
Enorme ejemplar de pino salgareño
Desde el Collado de los Helechos, hasta el cortijo de Prados de Arredondo es una suave cuesta abajo. En un claro entre los pinos, se encuentra estas ruinas, entre bancales de lo que otrora sería un vergel.
Por un pequeño sendero marcado con mojones de piedras, abandonamos Prados de Arredondo y un par de cientos de metros mas adelante, volvemos a conectar con el carril.
Hay un tramo bastante empinado, un poco antes de llegar al arroyo de Guazalamanco pero antes, unas vistas al barranco del arroyo, y a la Lancha del Almicerán, en el fondo, al otro lado del embalse de la Bolera.
Lancha del Almicerán
Bco. de Guazalamanco
Bco. de Guazalamanco
Bco. de Guazalamanco
Descendemos con cuidado el tramo empinado, nos encontramos rocas en mitad del camino de algún desprendimiento. Llegamos al arroyo de Guazalamanco, espectacular, bravío, cristalino.
Arroyo de Guazalamanco
Paramos un rato a lavarnos pies y manos, para eliminar pelos urticantes de la Procesionaria que os comentaba anteriormente. El agua fria que baja del pico Cabañas, tiene su efecto relajante.

Un rato después de habernos lavado los pies, cruzamos el torrente de agua y seguimos por el amplio camino, pero por poco tiempo. 

Primer cruce del arroyo de Guazalamanco
Andamos como unos 300 metros, hasta que a la derecha se encuentra el inicio del sendero que conduce otra vez al arroyo de Guazalamanco -señalizado con un poste de madera-, un descenso de unos 800 metros.
Barranco del Guazalamanco y Lancha del Almicerán al fondo
Mientras bajamos, volvemos la vista atrás y obtenemos unos detalles de las alturas con unas cascadas producto del deshielo de la nieve francamente espectaculares.
Al volver la vista atrás...
contemplamos esta belleza
y esta también, agua precipitándose
También hay tiempo para la diversión
Ya estamos otra vez en la ribera del arroyo de Guazalamanco. Observamos las primeras gradas y "remansos", unas fotos y, un poco más abajo cruzamos el arroyo, en esta ocasión hay que descalzarse, el agua está congelada, pero tonifica los pies cansados.
Primeras gradas que encontramos
Nos encontramos un poco más abajo que el camino está destrozado por la riada, un surco enorme ha hecho desaparecer el sendero.
Cruce del arroyo
Cruce del arroyo
Continuamos aguas abajo, y otra vez hay que cruzar el arroyo ante la imposibilidad de franquear una lancha de roca que llega hasta el mismo cauce, y ante la anchura que presenta el arroyo, optamos por rodear dicha lancha, así que subimos un poco por la ladera y volvemos a bajar al cauce.
¡Ya estamos en el dique del arroyo!
Una autofoto de lujo para este rincón
Un poco mas arriba del dique
Dique en el arroyo
Salto de agua en el dique
Otro salto más abajo
Paramos en el dique a comer -que mejor sitio- y disfrutar de la melodía del agua precipitándose a raudales. A partir del dique el sendero es mas llevadero, bien definido, pierde pendiente, así dan fé los remansos y gradas sobre el arroyo. Nos encontramos con un pequeño claro junto al arroyo y unos metros mas adelante, se vuelve un carril.
Un remanso para descansar
Unas preciosas gradas
Llegamos a una cerrada en el arroyo -me recuerda a la de San Giner, en el arroyo de Gil Cobo-, bonito trecho que no me esperaba como otros tantos, había visto pocas fotos, y malas, es por eso que la ruta me ha sorprendido mas de lo que esperaba.
Seguimos atravesando la cerrada, el arroyo a nuestra izquierda, poco a poco se va hundiendo por una garganta y nos vamos alejando de él, estamos próximo al mirador que hay encima del puente.

Paramos en el mirador desde el que poder contemplar la enorme garganta por donde discurre el arroyo, unos pocos de metros antes de verter sus rápidas aguas en el embalse de la Bolera, al que ya divisamos.
Mirador
De camino al cruce
Embalse de la Bolera
Cruce
Al llegar al cruce, giramos a la izquierda 180 grados, para dirigirnos otra vez a la garganta de Guazalamanco. Llegamos al puente y se nos ofrece una espectacular garganta, profunda y vertiginosa.
Garganta y puente en Guazalamanco, Cabañas al fondo
Continuamos el camino y unos cientos de metros después llegamos al cortijo del Picón del Molinillo, aquí comienza la Senda de los Pescaores que lleva hasta Nava de San Pedro, por la ribera del río Guadalentín.
Desde el puente hasta el inicio de la Senda de los Pescaores (GR-247) nos separa 900 metros.
Una herida en la roca
Espectacular
Cortijo Picón del Molinillo
Senda de Los Pescaores, junto al ctjo.
Cogemos la senda de Los Pescaores que discurre paralela al embalse, unos cientos de metros después, llegamos a la cola del pantano. Aquí se encuentra una espectacular cerrada sobre el río Guadalentín, cruzada por un puente por donde franquear esta espectacular angostura, donde damos la vuelta después de unos minutos.
Volvemos sobre nuestros pasos una vez satisfecha la curiosidad con este fantástico paisaje.
Pasarela del GR247, sobre la cerrada del Guadalentín
Caminando junto a las colas del embalse, volvemos a pasar por el cortijo del Picón del Molinillo, puente sobre el arroyo de Guazalamanco  y una vez rebasado el cruce, transitamos durante unos 4 kilómetros por un amplio y llano camino, que cruza una especie de meseta que bordea el embalse.
Colas del embalse
Cruce
Amplio llano y Lancha del Almicerán
El Hornico
El bosque mediterráneo nos acompaña, un encinar nos acompaña casi hasta el final de la etapa.
Un par de curvas, llegando al arroyo de la Venta, nos indica que el fin de etapa está cerca. Unos minutos después llegamos a un puente sobre el camino y el cruce con la Casa del Hornico. Casi 18 kms. que nos han hecho disfrutar de este paisaje.


Nota:Desde el Puente del Sabinar, hasta el Collado de los Helechos, hay una distancia de 3'7kms. en la que hay que salvar 400 mts. de desnivel, lo que nos da una pendiente media de algo más de un 10%, exigencia física media-alta.


C R O Q U I S


Croquis Norte
Croquis Sur
Colas embalse y Lancha Almicerán

P E R F I L

Perfil etapa

Track GPS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.