Fecha

martes, 5 de abril de 2016

Baños de Popea - Arroyo del Bejarano


Espacios abiertos adehesados

Arroyo Bejarano-Baños de Popea es otra ruta clásica en esta zona de Sierra Morena. Para mi en concreto, es la primera incursión en tierras cordobesas, y aunque tenía algún prejuicio acerca de la ruta -mas que nada porque las fotografías que había visto no le hacen justicia al lugar como he comprobado personalmente-, al final acabé encantado, e incluso comentando con mi compi Domi la posibilidad de repetir el paseo con mas detenimiento. ¡Ya veremos!
El punto de partida como el final se encuentra en la pequeña localidad de Santa María de Trassierra, distante 11 kilómetros de la capital califal. Se llega a través de la carretera (un poco mareante) CO-3402 que parte en la rotonda junto al edificio de El Corte Inglés.
Llegados a Trassierra comenzamos la ruta por una pista terriza amplia en buen estado que nos conducirá hasta el primer cruce que cogeremos a la izquierda (se encuentra señalizado), después se convierte en un sendero hasta que llegamos a los Baños de Popea a 2'3 kilómetros del inicio.
Una serie de construcciones en piedra (obras hidraúlicas) sobre el arroyo del Molino que se remontan a la época romana. Vegetación tupida y un bosque de galería muy bien conservado.
Saltos de agua salpican el arroyo del Molino, siendo el mas famoso el de la foto inferior, que seguro que en época de lluvias tiene que lucir expléndido.
El salto más fotografiado de la ruta
Decir que la ruta estuvo transitada por multitud de personas, pues es muy accesible y fácil de realizar, no presentando dificultad.
Después de las fotos de rigor, seguimos descendiendo el arroyo del Molino hasta su encuentro con el gran río Guadiato, el cual tiene unas tablas (charcas) de agua remansada que seguro que hará la delicias de los bañistas cuando la calor aprieta.
Siguiendo unos cuatrocientos metros por la margen del Guadiato, llegamos al arroyo del Bejarano, el otro gran protagonista de la ruta y que ascendemos de forma paulatina siendo la pendiente más importante en la presente ruta.
Arroyo del Bejarano
En la subida del arroyo del Bejarano, encontramos las minas de cobre, explotaciones mineras que datan de la época romana. Dos cuevas horizontales y otra vertical de donde se extraía cobre y plata, permaneciendo activas según un senderista de la zona hasta el siglo XIX.
Ena vez remontada la pendiente del arroyo del Bejarano, llegamos a una zona de bosque adehesado, próximo a la calzada romana. Claros salpicados de encinas y algunos quejigos junto al arroyo, del  que no nos separamos.
Cruzamos el arroyo y unos minutos después, llegamos al cortijo del Bejarano (en ruinas) en un claro de la dehesa, habitado hasta la década de los 60 según nos comentó un señor mayor de la zona que era sobrino de los guardeses del cortijo. Estamos en el km. 6'200 de la ruta.
Cruzamos el arroyo otra vez, haciendo funambulismo sobre un tronco seco para dirigirnos a la Fábrica de Paños, en ruinas también.
Funambulismo
El entorno es simplemente precioso, un bosquete de finos y altos quejigos pueblan las inmediaciones junto al arroyo del Bejarano.
Seguimos remontando el arroyo, aunque desde hace un buen trecho de forma suave. Llegamos hasta una cancela marcada con los colores de sendero de gran recorrido correspondiente al GR-48 y un panel indicador del Venero 1, lugar de donde se captaba el agua para los molinos.
En este punto cruzamos por última vez el arroyo cogiendo el GR-48 aunque por pocos metros hasta la siguiente cancela que se encuentra a la vista, donde giraremos a la izquierda.
Pasamos junto a la Casa del Coronel (ruinas). Prados verdes salpicados del árbol emblemático de esta Sierra Morena, la encina. Buscamos la Fuente del Elefante a la que llegamos haciendo un atajo sobre el track que seguiamos.
Llegamos a la Fuente del Elefante (km. 8'800), donde se encuentra una réplica del elefante de mármol que originalmente ocupaba ese lugar.
Panel indicador que nos informa que en este lugar habitan tritones y otros anfibios, así que cuidado donde pisamos. Fotos para el recuerdo y continuamos por el amplio y cómodo camino por el que transitamos.
Muscari comosum
Ranunculus ficaria
Después de otro kilómetro, llegamos a un nuevo cruce -otra vez con el GR-48, giramos a la izquierda para, unos cientos de metros después llegar al primer cruce de la ruta que enlaza con la pista terriza amplia y las primeras casas de campo de Trassierra.
Giro a la izquierda para encarar el último kilómetro que nos conducirá al punto de inicio.
Jaguarzo (Cistus salviifolius)
Lathyrus angulatus

Un poco de flora y fauna, en este último caso un petirrojo de la zona del rio Guadiato, que campaban a sus anchas sin temer la presencia humana.
Petirrojo (Erithacus rubecula)

C R O Q U I S




P E R F I L


Track GPS



Powered by Wikiloc

2 comentarios:

  1. Angel.... Precioso reportaje.... muy bonito..... Nosotros la hicimos y notamos mucho la escasez de lluvia. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco había mucha ese día. Unos días de adelanto del frente y habríamos disfrutado de agua, pero el tiempo es así de caprichoso.
      Un abrazo Alejandro.

      Eliminar

Deja tu comentario aquí.