Fecha

viernes, 30 de diciembre de 2016

Belchite (El Holocausto)



Belchite. Testigo silencioso de la vergonzosa historia de España, representa lo peor de la condición humana, lo que no debió ser.
50 kilómetros al sur de Zaragoza, se encuentran los restos de esta localidad aragonesa que fue campo de batalla, una de las mas sangrientas de la ¿Guerra Civil?
Entre el 14 de agosto y el 26 de septiembre de 1937, murieron unas 5.000 personas -entre soldados y civiles- en este lugar según algunos historiadores.
Cruenta batalla que dejó totalmente arrasada esta localidad que contaba por entoncescon unos 3.500 habitantes.
En la Oficina de Turismo, se pueden adquirir las entradas para realizar una visita guiada por el antiguo Belchite, puesto que todo él se encuentra perimetrado por un vallado para evitar visitas libres que puedan poner en riesgo la seguridad de las personas.
No olvidar -ni ningunear- el pasado es una buena terapia para que no se vuelva a repetir aquella ignominia.
Seguimos circundando el perímetro vallado y observando con tristeza la desolación, reflexionando e intentando sacar una lectura pedagógica a este despropósito.
Optamos por hacer el recorrido por libre, las explicaciones pueden obviarse, y consultar documentación sobre la Guerra Civil está al alcance de cualquiera, siempre que se haga de una fuente objetiva y neutral.
Los daños producidos por la munición y metralla quedan patentes en cualquiera de los edificios a los que dirigimos la mirada.
La Esperanza. Terminamos el recorrido por el Belchite nuevo, el que se levantó junto al viejo, con la esperanza que las viejas heridas estén cicatrizando .
Observando la simbología en sus calle, nos preguntamos si realmente hemos aprendido la lección. Estamos a años luz de Alemania... en todo.
Tolerancia, respeto y empatía es lo que hace falta para superar las diferencias, Si ya es un fracaso la guerra de por sí, entre hermanos cualquier calificativo se eleva a la enésima potencia.

Aprovecho esta última entrada del año, para desearos un ¡Feliz Año Nuevo! Que estos valores que indicaba anteriormente sean la guía que rija vuestro tránsito por la vida.

martes, 13 de diciembre de 2016

Risca del Guijarrón (Cumbres de Beas)


Panorámica del Tranco y Las Villas desde Risca del Guijarrón

Si alguien pensaba que para tener unas vistas espectaculares había que ascender un "dosmil", estaba equivocado. Viendo el siguiente reportaje saldrá de su error. Sólo 1.300 metros son suficientes para disfrutar de la montaña como nunca.
Los Cortijillos
Los Cortijillos
Cortijo de Fuente Pinilla
Fuente de Los Atajos
Las cumbres de Beas de Segura es el lugar idóneo para contemplar gran parte de la Sierra de Segura -donde se encuentra enclavado este lugar- y la vecina Sierra de Las Villas.
Una vez que efectuamos el primer ascenso del día hasta enlazar con el GR-247 en su cruce con el GR-144, llegamos a un collado donde tenemos las primeras panorámicas de este espectacular espacio protegido (el más extenso en toda Europa).
Cruce GR-247 y GR-144
Navalperal
Bruma sobre El Tranco
Las brumas sirven de techumbre natural a todo el embalse del Tranco de Beas de Segura, el de mayor capacidad de la provincia de Jaén. Bajo la falda de Navalperal, asoma altiva Segura de la Sierra con su inconfundible castillo.
Segura de la Sierra
Cerro Almorchón al fondo
Sierra de Segura
Ascendemos a la Piedra de los Tres Mojones, que con sus 1.300 metros es suficiente para deisfrutar de toda la plenitud de la sierra en este diáfano día que se ha aliado con nosotros.
El Tranco de Beas cubierto de bruma.

Al horizonte contemplamos Iznatoraf en la comarca de La Loma, con su posición privilegiada es un referente desde cualquier punto de la Sierra de Las Villas y otras zonas de la de Segura.
Piedra de los Tres Mojones
Iznatoraf (Jaén)
A ratos por la propia cresta, a ratos por la umbría, recorremos la cuerda para llegar al "top" del día que no es otro que el Cerro del Entredicho (1.326 mts.).
Sierra de Segura y Segura de la Sierra

Desde el vértice geodésico tenemos unas vistas amplias al embalse del Tranco, Las Villas y del Yelmo, que parece que hubiera emergido de la nada. Bajo el imponente cerro, la localidad de Hornos de Segura dominada por su castillo.
Peguera y Yelmo
El Tranco desde Cerro Entredicho
A lo lejos, pero no mucho, divisamos nuestro objetivo que no es otro que la Risca del Guijarrón o Quijarrón. Árboles caidos con formas caprichosas nos sugieren escenas ¿eróticas?
Vértice Entredicho (1.324 mts.)
Risca del Guijarrón
Formas caprichosas
Efectuamos el descenso mas pendiente del día desde el Entredicho que nos conducirá por la cara S/E hasta un carril que nos llevará abrigados por un bosque de pinos hasta la base de la Risca del Guijarrón.
Los Masegosos
Yelmo
Antes de comenzar la subida a la Risca del Guijarrón, convergemos con el sendero GR-247, un poste de madera nos lo indica. La vuelta la efectuaremos por aquí.
Serpenteante subida por el sendero o atajando en línea recta para ascender, que mas da.
Entredicho y Yelmo desde El Guijarrón.

Arriba, en la caseta o refugio de la Risca, es tiempo de contemplar y fotografia, en resumidas cuentas, de disfrutar de este balcón natural. Los Masegosos, decrépito caserío, bajo nuestros pies.
El embalse del Tranco del Beas y su dique se nos ofrece en las profundidades de la garganta.
El Tranco de Beas
Un servidor
Hornos de Segura
Sierra de Las Villas
Sierra de Segura, Las Villas y toda la parte norte de La Loma son suficientes atractivos para ascender a esta risca que instintivamente utilizan los buitres leonados para impulsarse con las térmicas que propica esta pared para alcanzar las alturas.
Risca del Guijarrón

Nos recreamos largo rato con el espectáculo aéreo que nos proporcionan los buitres aunque toca regresar, aunque yo me quedaría en el refugio una temporada.
Descendemos por donde ascendimos y llegamos al cruce con el GR-247 que mencioné anteriormente. Ascenso ligero por un claro en el pinar donde encontramos toda clase de fósiles en lo que hace millones de años fue el lecho marino.
Risca del Guijarrón y Caballo Torraso
Fósil
Fondo marino
Collado de las Herrerías
Llegamos a la primera bifurcación  donde convergen los sendero GR-247 y GR-144 que alcanzamos en el ascenso de primera hora.
Volvemos por el GR-247 pasando por el Collado de las Herrerías hasta que es cortado por la pista de Fuente Pinilla, la cual vamos a utilizar hasta el final-inicio de esta bonita etapa senderista por las Cumbres de Beas de Segura.
Cortijos Los Tobares y De las Piedras
Risca del Guijarrón

Nota:Los pormenores técnicos de la ruta, la podréis encontrar como siempre en mi cuenta de Wikiloc. Al final os dejo el enlace al trazado GPS, como suele ser habitual. 


C R O Q U I S



P E R F I L


Track GPS



Powered by Wikiloc