Fecha

miércoles, 4 de enero de 2017

Medinaceli (Soria)


Medinaceli. Supuestamente  del árabe ( madīnat Sālim), aunque sus primeros moradores fueron los celtíberos, es una villa enclavada en la provincia castellana de Soria.
Entramos en la villa, y lo primero que nos sorprende es un espectacular arco romano del siglo I-II D. C., único en España por su triple arcada. Servía además para marcar el límite administrativo (Cluniense) al que pertenecía Occilis (Medinaceli) y Caesaraugustano.
Contemplamos el Cristo del Sagrado Corazón de Jesús en las afueras de Medinaceli.
Cristo del Sagrado Corazón de Medinaceli

Nos adentramos en la villa por el Portillo hasta la Plaza de Santiuste. Lo primero que nos llama la atención es la amplitud de las calles y las edificaciones, todas construídas de piedra.
Por la calle de Santa Isabel desembocamos  hasta el campo de San Nicolás, junto al que se halla el aparcamiento.
Calle de Santa Isabel

Visitamos el Convento de Santa Isabel, fundado en 1528 por las Hermanas Clarisas. Se encuentra regido por una congregación de  ésta orden. Compramos unas ricas pastas hechas de aceite de oliva y seguimos nuestra visita.
"Por la calle de Santa Isabel
desembocamos  hasta el campo
de San Nicolás".
Un bonito, a la par que antiguo crucero de piedra llama mi atención.
Crucero

Junto al convento de las Clarisas, se encuentra adosada la iglesia de San Martín, templo de origen románico y restaurada en el siglo XVIII.
Nos adentramos por la calle Marimedrano para llegar al centro de esta preciosa villa que no es otra que la Plaza Mayor. Casas robustas y decimonónicas nos acompañan en nuestro recorrido.
Plaza Mayor, como es habitual muchas otras villas, es el centro neurálgico de Medinaceli. En esta plaza se encuentra el Palacio Ducal de Medinaceli.
Panorámica de la Plaza Mayor

La antigua alhóndiga es la sede actual del ayuntamiento. La mitad de la plaza se encuentra porticada como se puede apreciar en las fotografías.
Arco árabe de la medina que conformaba las entradas a la villa al encontrarse amurallada, aunque este arco es posterior, siendo gótico o mudéjar.
Arco árabe

Antes, pasamos por la Plaza de San Julián donde se encuentra la ermita homónima, una sencilla contrucción erigida entre los años 1841-1845 en honor de Fray Julián de San Agustín, beatificado el 23 de mayo de 1825.
Vamos en busca del Castillo de Medinaceli, una compacta fortificación que data del siglo XII-XIV y que se encuentra desmochado. En su interior aloja un cementerio, desconozco si es el actual.
Desde el mismo podemos contemplar la Ermita del Humilladero, a la que haremos una visita mas tarde.
Rincones de singular belleza van jalonando nuestro paseo por Medinaceli, el campanario de la Colegiata nos guía a nuestro siguiente objetivo.
Llegamos a La Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, templo del siglo XVI que combina estilo tardogótico y renacentista.
Por la Plaza del Carmen llegamos a la Plaza Obispo Minguella, para rodear la Colegiata hasta llegar a la Plaza de la Iglesia.
La colegiata fue levantada en el lugar de una iglesia románica dedicada a Santa María. Va llegando el final de nuestra visita, pero antes, nos acercamos a ver el hermoso mosaico romano de la Plaza de San Pedro.
Salimos del casco urbano de Medinaceli y hacemos una parada en la Ermita del Humilladero. Se cree que en esta ermita es el lugar donde probablemente fue enterrado Almanzor tras la derrota sufrida en Calatañazor.
Es una edificación renacentista con una preciosa portada, aunque el interior se encuentra deteriorado y abandonado. Cosa bastante habitual en España.
Acabamos nuestra visita por donde empezamos, descendiendo la carretera en busca de la A-II, parando en una fuente de agua desde donde contemplamos por última vez al Cristo del Sagrado Corazón, Creo que no será la última vez que me acerque a esta villa.

Nota: Si hay algún error en referencia a las fotografías, lugares, etc., ruego me lo hagáis saber por correo, o enviando un comentario desde la entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.