Fecha

lunes, 11 de junio de 2018

Rio Castril


Valle del río Castril desde el Nacimiento

Una de las rutas mas bonitas, sugerentes y completas que he realizado últimamente, y eso que no la completé por una circunstancia que no viene a cuento explicar. Afortunadamente, mis compañeros del C. D. La Pandera lo hicieron tal como estaba planteada. Volveré...
Inicio en la Tala de Ortega
Cerrada de La Magdalena
Cortijos del Nacimiento
La ruta partía desde el puente sobre el río Castril,  en el paraje Talas de Ortega. Ascendía el río Castril hasta su nacimiento, continuaba por Barranco de la Osa, Cortijo de La Puerca, Barranco de Túnez, Collado de las Margaritas y como broche final, la Cerrada de la Magdalena.
Cerrada de La Magdalena
Cerrada de La Magdalena
Dos kilómetros por un amplio y cuidado carril ascendente nos llevaría hasta los Cortijos del Nacimiento o Poblado de la Central Eléctrica. Caminamos paralelos al río Castril, rodeados de verdor por el tupido bosque de rivera y mixto de coníferas con Mediterráneo.
Llegamos a los Cortijos del Nacimiento, y junto a un lavadero bajo la gran tubería, parte el sendero al Nacimiento del río.
A partir de la central, el sendero se suaviza, ya que caminamos junto a la acequia existente con lo cual el desnivel es casi imperceptible.
Llegamos al cruce con el sendero que se encamina hacia el Empanadas (2.107 m.s.n.m.), limítrofe entre las provincias de Jaén y Granada.
También en el Empanadas, convergen límites de ambos parques naturales vecinos, el las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, y este de Castril.
Volviendo la vista atrás nos permite contemplar las dimensiones y belleza de este expléndido valle del río Castril.
Paramos unos minutos junto a una represa en el bravo río. Los letreros de "agua de alta montaña", nos indica la limpieza y transparencia de estas aguas.
Seguimos caminando junto a la acequia. Es un espectáculo visual y sonoro caminar por estos parajes. 

Divisamos el final del valle que nos indica la proximidad del nacimiento. Al fondo, la agreste crestería con ese aire alpino que le confiere una belleza que me hace recordar Los Pirineos.
Unos caballos dan el toque humanizado a este increible paraje. Estamos en el Nacimiento del Río Castril. Bajo un paredón rocoso el milagro del agua se hace patente. La tierra -o la roca- regurgita lo que previamente ha absorvido en un espectáculo maravilloso.
Nacimiento del río Castril
Nacimiento del río Castril
Paraje del Nacimiento
Cortijo del Peralejo
Continuamos nuestro camino hacia el Barranco de la Osa, pasando previamente por el Cortijo del Peralejo.
A lo lejos ya divisamos el agreste y abrupto Barranco de la Osa, y muestra a las claras su aspereza, directamente proporcional a su belleza.
Remontamos el barranco -una especie de cerrada diría yo- por escaleras esculpidas en la roca y protegidas con pasarelas y cuerdas que ayudan a progresar asímismo.
Llegamos al tejo milenario, fósil viviente tan raro de ver por estas latitudes sureñas. En el norte de España son árboles místicos.
Tejo milenario (Taxus baccata)

En este collado surge un imprevisto y vuelvo sobre mis pasos, una lástima perderme el resto del recorrido por estos agrestes cintos.
Una vez de vuelta al inicio de la ruta, por un cómodo sendero señalizado, me dirijo a la Cerrada de La Magdalena  que se encuentra a un kilómetro y medio aproximadamente del aparcamiento.




Poco hay que contar sobre esta impresionante fractura producida en la roca durante cientos de miles de años.
Unas imágenes valen mas que mil palabras. Un rincón para disfrutar tranquilamente, llevarte la merienda y si aprieta el calor, poner los pies a remojo.
Después de un rato contemplando esta maravilla natural, vuelvo al inicio con la espinita clavada por no haber podido realizar la ruta tal como estaba planificada, pero con  la alegría de haber conocido UNO DE LOS RINCONES MAS BELLOS  de la Sierra de Castril.

Nota:Para llegar en coche desde Castril, coger la carretera A-326 dirección Huéscar y en el km. 28'800 aproximadamente (3'5 kms. desde Castril), a la altura del Cortijo del Pino, girar a la izquierda.
Primero habrá un tramo de asfalto (algo más de un kilómetro), luego por la pista terriza en dirección al camping El Cortijillo, unos 8 kms aproximadamente. Rebasado el camping unos cientos de metros encontraremos un anchurón junto al puente donde estacionar el vehículo, aunque se puede continuar con el vehículo un poco mas arriba.


C R O Q U I S




P E R F I L



1 comentario:

Deja tu comentario aquí.