Fecha

miércoles, 12 de julio de 2017

Águila culebrera


Culebrera europea en su majestuoso vuelo

Águila culebrera o Culebrera europea (Circaetus gallicus), es una rapaz de mediano tamaño que habita gran parte de Eurasia, y por supuesto la Península Ibérica, donde se calcula que la habitan entre 2.000-3.000 parejas.
Puede alcanzar una envergadura de 1'80 metros. Con una longitud de casi 70 centímetros, ocupa un puesto por debajo de las grandes águilas, Real e Imperial.
Para los que como yo, no somos expertos en rapaces, decir que para no confundirla con la parecida Águila de Bonelli (perdicera), la culebrera tiene una especie de babero, y su cabeza es ligeramente mas grande que la anterior, así como un moteado mas perceptible en su plumaje ventral.
Se alimenta principalmente de serpientes, pero sin desdeñar otros bocados, llámese lagartos, lagartijas e incluso algún pequeño mamífero si el hambre aprieta.

Os dejo un escena de la caza de una culebra (en este caso escalera) por parte de esta poderosa águila en aquella fabulosa serie que fue El Hombre y la Tierra de Félix Rodríguez de la Fuente.

Bellardia trixago

Detalle de la flor

Bellardia trixago, es una planta anual que florece en primavera y que se puede encontrar en cualquier cuneta de nuestros caminos o carreteras.
Su nombre vulgar puede variar de unas áreas o regiones a otras dentro de la geografía nacional, en castellano es conocida como Gallocresta.
Podemos encontrar plantas con flores blancas o amarillas como las mostradas en este artículo, y su longitud puede llegar hasta los 50-60 centímetros de altura.

domingo, 2 de julio de 2017

Culebra viperina


Culebra viperina soleandose en un carril en el Parque Natural de Despeñaperros

Natrix maura, ese es el nombre científico de esta culebra viperina o de agua que puebla -cada vez más escasamete- nuestros campos.
El sobrenombre de viperina le viene dado por su gran parecido con las víboras, además de su patrón dorsal en forma de zig-zag, la morfología de su cabeza con forma triangular le asemeja bastante a las víboras.
Lo de agua es debido a su querencia por humedales; ríos, lagunas o zonas encharcadas.
Cabeza triangular
Patrón dorsal y cabeza triangular
Pupilas redondas
Este mimetismo con la víbora, suele ser en muchos casos una fatalidad en sus encuentros con el hombre para esta inofensiva culebra.
Los primeros cinco fotogramas corresponden a un mismo ejemplar del Parque de Despeñaperros. Los dos siguientes corresponden a dos ejemplares (2 y 3) distintos entre sí, que fotografié hace unos meses en la Sierra de Segura.
Ejemplar 2
Ejemplar 3
Para diferenciarla de la  víbora, las púpilas es un buen indicador -redonda en las culebras, vertical en las víboras-, aunque algunos expertos dicen que no es concluyente. Para más información sobre las víboras, visitar este enlace, puede ser de mucha utilidad.
El respeto y la prudencia, son aún de más utilidad si cabe.

miércoles, 28 de junio de 2017

Cabecera del río Dílar (Sierra Nevada)


Embalse/laguna de Las Yegüas

Sierra Nevada siempre tiene algo interesante que mostrarnos, independientemente de la estación en la que nos encontremos. Con ocasión del deshielo -a marchas forzadas- subimos a este impresionante macizo ahora que en la Vega de Granada hace unos infernales 36/38 grados.
Utilizamos la lanzadera para subir a las Posiciones del Veleta. La lanzadera es un microbús que sube desde el albergue de la Hoya de la Mora (2.500 mts.) a Posiciones del Veleta (3.000 mts.) por un precio de 6 euros solo ida, 10 euros ida y vuelta, que hay que reservar con antelación.
Desde Posiciones del Veleta vamos a descender gran parte del recorrido. En primer lugar nos acercaremos a la Laguna/Embalse de Las Yegüas, y desde esta a los Lagunillos de la Vírgen.
Los Lagunillos de la Virgen comprende dos lagunas, la baja y la alta, separada por unos escasos 200 metros, y a distintas altitudes aunque con muy poca diferencia.
Lagunillo alto de la Vírgen
Del lagunillo bajo, pasamos al alto, mas bonito que  el primero bajo mi punto de vista, aunque esto es subjetivo.
Vamos faldeando la cuerda de Los Tajos de la Vírgen a una altitud de unos 2.800 metros aproximadamente. Después de los Lagunillos de la Virgen (a partir de aquí andaremos sin sendero marcado, nos guiará el track GPS), nos dirigimos  a los lagunillos de La Ermita.
Unos 150 metros después del Lagunillo de la Ermita, encontramos otro precioso lagunillo, denominado Nacimiento del Dílar. Para llegar al siguiente lagunillo, cruzaremos un torcal de grandes pizarras, el Torcal de Dílar.
Abajo, el Torcal de Dílar, bajo la falda del Tozal del Cartujo. Zona de grandes pizarras, un tramo donde transitar con cuidado.
Borreguiles desde el Torcal del Dílar
De entre todos los lagunillos que visitamos, el siguiente en hacerlo es para mí el mas bonito e interesante -es mi opinión-, se trata del Lagunillo Misterioso.
Al ampara del Tozal del Cartujo, este lagunillo de forma alargada y aguas cristalinas me sorprendió por su belleza.
A continuación, descendemos el tramo mas bonito e interesante, el Arroyo Misterioso, que es el rebosadero del lagunillo homónimo, una sucesión de cascadas y saltos rodeados de verdes borreguiles, un paisaje idílico.
Descendemos hasta el otro plato fuerte de la jornada; las Chorreras del Molinillo, una caída de agua de unos 100 metros de desnivel sobre una pared casi vertical sobre el arroyo Misterioso que vierte las aguas en el río Dílar.
Decir que las fotos no le hacen justicia a tan espectacular chorrera. El descenso hasta el río Dílar es el TRAMO MAS DÍFICIL de la jornada, así que hay que EXTREMAR PRECAUCIONES.
Hemos descendido hasta el río Dílar y lo primero que encontramos remontando dicho río, es esta bonita cascada.
Comenzamos a remontar el río por un verde borreguil. Esta es la única subida del recorrido, unos 400 metros continuados que nos acercarán hasta la Cañada Real de Padul al Veleta.
Antes de llegar a la Cañada Real, unas fotos del Cerro del Trevenque, y también un vistazo al circo por el que hemos transitado.
Ya tenemos a la vista la zona de Borreguiles, y más abajo la Estación de Sierra Nevada. Cruzamos el incipiente río Monachil para enlazar con el carril que nos conducirá hasta nuestro final.
Estación de Sierra Nevada
Descenso hasta la Hoya de la Mora donde dejamos estacionado el coche que nos espera con la nevera cargada de cerveza fresquita y un buen aperitivo que degustamos a la sombra de un pino con unos agradables 20 grados, ¡casi nada!.
Esta ruta es el pretexto ideal para sacudirse el calor sofocante del verano en esta parte oriental de Andalucía.


C R O Q U I S


P E R F I L


Track GPS


Powered by Wikiloc